Trabajando en Bloques de Tiempo

Aunque el único fuera el horario de la escuela o colegio, todos hemos tenido horarios en algún momento de la vida. Cuando dejan de ser obligatorios los desechamos, en señal de rebeldía tal vez o solo porque los olvidamos.

Personalmente tengo una tendencia a disfrutar planearlos y hacerlos en una linda hoja blanca pero los deseche hace varios años por la frustración de no poder cumplirlos. Tenía un par de errores que he ido aprendiendo a corregir con el tiempo.

Si aspiras a hacer proyectos propios necesitas uno sin lugar a dudas. El horario debe ser muy personal pero aquí les dejo algunas características básicas que pueden hacer la diferencia para que funcione según lo que he probado y fallado por muchos años.


Refleja lo importante.

Un horario debe incluir lo que realmente es importante para vos, lo que te hace brillar diría #MarieKondo. El tiempo con tus amigos, tu pareja, tu familia y con vos mismo no debería quedarse afuera. Si disfrutas de salir con tus amigos, pasear a tu perro o comer, todo eso debería ir en el horario. Incluso el tiempo para “no hacer nada” es importante si eres un procastinador como yo.


Es realista.

Claro que todos queremos días de 48 horas para hacer todo lo que queremos hacer pero solo tenemos 24 horas por día, y esto es más de lo que creerías! Saber que quieres incluir en él y cuanto tiempo te toman ciertas actividades realmente puede necesitar un par de pruebas. Tomemos de ejemplo hacer ejercicio. Aunque tu rutina/clase sea de una hora puede que en realidad te tome hora y media entre llegar, prepararte mental y físicamente, hacer ejercicios y salir para volver a otra actividad. Es mejor colocar un poco más de tiempo que andar corriendo para terminar todo lo del día. Cuando encuentre el balance verás la diferencia. Luego volverás a cambiar de prioridades y tendrás que hacer ajustes pero es parte del proceso.


Tiene bloques.

Trataba de ser minuciosa con lo que ponía en mi horario pero eso solo me llevaba a la frustración de no poder cumplir. Utilizar bloques de tiempo es una buena estrategia si no estás seguro que vas a tener en cada semana. Gretchen en su libro”Better than Before”, asigna  una hora a proyectos que son algo tediosas y siempre pospone. En esta hora no le queda más que hacerlos y sacarlos finalmente de esa lista de cosas por hacer. Esta idea me pareció genial y ahora tengo un par de horas por semana para algunas tareas en la casa que se me van acumulando.


Es flexible.

Tener un horario no quiere decir que vas a vivir una vida estricta y limitada. La idea de un horario es todo lo contrario. Asignar tiempo para lo que te gusta hacer y lo que debes hacer para que hagas las dos cosas. Saber lo que realmente quieres y puedes hacer. Da espacio a que puedas mover los bloques de actividades a dónde convenga cuando vengan imprevistos.


Es una guía.

Un horario es solo una guía para manejar tu tiempo. Te permite saber a que puede decir si o no. Sea que sean citas, reuniones o cualquier evento que venga ya sabrá si puedes o no ir sin afectar tus otras prioridades. En mi opinión es mejor decir que no antes que ir a un evento a medias o entregar un trabajo mediocre.

Volver a tener un horario puede ayudarte a sacar el mejor provecho a tu día. No son algo aterrador que limita tu tiempo. Puede darte incluso más aire para hacer lo que realmente es importante para ti.


Toma control de tu día.


-Marta Orias

Co-Fundador Creasala Coworking

Suscríbete a nuestro blog para más consejos sobre emprender, la vida, el balance y lo que se nos ocurra!

tel. 2234 9064 | cel. 8495 8072

Nos  encuentras en Waze o Google Maps como "Creasala Coworking".

175m este de la rotonda El Farolito. Casa 3361 a mano izquierda, Avenue 13, Lomas Escalante, San José Province, San José, 10101, Costa Rica

©2020 by Creasala Coworking. Proudly created with Wix.com